Por Juan José Moreno, responsable de Cartográfica del Sur. Geógrafo, profesional autónomo desde el año 2006 con dedicación especializada en el Catastro y el estudio de la delimitación geográfica de la Propiedad de la Tierra. Trabaja como consultor y perito judicial. Es ex-vocal de la delegación andaluza del Colegio de Geógrafos y ex-profesor externo del Master Interuniversitario “Análisis y Gestión del Territorio: Planificación, Gobernanza y Liderazgo Territorial” de las universidades de Granada y Rovira i Virgili.

 

CARTA ABIERTA A CARMEN DELGADO VIÑAS, PRESIDENTA DE LA ASOCIACIÓN DE GEÓGRAFOS ESPAÑOLES, A ANTONIO PRIETO CERDÁN, PRESIDENTE DEL COLEGIO DE GEOGRÁFOS, Y AL COLECTIVO DE GEÓGRAFOS ESPAÑOLES.

 

 

 

I- EL CIERRE DE LOS ESTUDIOS DE GEOGRAFÍA EN LA UNIVERSIDAD DE CASTILLA-LA MANCHA: LA DEMANDA SOCIAL EFECTIVA

A comienzos de este año, la Universidad de Castilla-La Mancha decidía el cierre de los estudios de grado en Geografía a partir de este próximo curso lectivo 2017/18.

En contestación a las cartas de queja o sugerencia enviadas por la presidenta de la Asociación de Geógrafos Españoles (AGE), Carmen Delgado Viñas, de un lado, y del presidente del Colegio de Geógrafos, Antonio Prieto Cerdán, de otra a parte, el rector de la UCLM, Miguel Ángel Collado, contesta en primer lugar que la decisión del cierre del grado en geografía se debe a una cuestión relativa a la demanda social efectiva


Tras declaraciones y manifestaciones vertidas por geógrafos de relevancia colectiva y con representación institucional, me refiero a las manifestaciones de tipo Geografía no se toca, u otro tipo de misivas dirigidas al rector, como la de una geógrafa profesora en la UCLM, entre otras manifestaciones, estoy en la certeza de saber que no conocen, ni en la UCLM, ni en la AGE, ni en el Colegio de Geógrafos, el significado de la expresión “demanda social efectiva”. Permitidme que lo aclare:

DEMANDA SOCIAL EFECTIVA = Mientras no haya geógrafos que presten servicios profesionales directos al ciudadano y a otros profesionales independientes o autónomos, los geógrafos no seremos trabajadores útiles para la sociedad. Dicho de otro modo: si no hay ciudadanos que de manera individual requieran a geógrafos que les solucionen sus problemas, nosotros, los geógrafos, ni existimos para ellos, ni somos visibles, ni resultamos competentes en la sociedad actual.


II- DE FUNCIONARIOS Y CONTRATOS PÚBLICOS NO VIVIRÁ LA GEOGRAFÍA

No es suficiente con que haya geógrafos profesores en la Universidad. No es suficiente con que haya maestros y profesores geógrafos en los colegios o institutos. No es suficiente con que haya geógrafos trabajando como funcionarios en las diferentes administraciones públicas del estado. Y tampoco es suficiente con que haya geógrafos, autónomos o empresarios, aliados principalmente con el sector de las nuevas tecnologías a través de la contratación pública o mediante contratos menores con la administración local. Todos estos geógrafos son necesarios, pero son insuficientes para mantener el sistema.

Vivimos tiempos de libre mercado y libre competencia, y el Estado precisa de trabajadores autónomos y empresarios que buscándose la vida en la calle y haciendo gala de sus conocimientos y capacidades sean capaces de inyectar dinero a las arcas públicas a través de los impuestos a sus actividades profesionales.

El Estado necesita autónomos que paguen su cuota a la Seguridad Social cada mes. El Estado, que somos todos, necesita que esos autónomos generen negocio, que emitan facturas sobre las que el Estado ingresará las correspondientes cantidades de IRPF o del impuesto de sociedades, además del IVA. Y ello es necesario que se dé en una transacción comercial directa entre el geógrafo y el ciudadano particular, y de forma masiva, es decir en nichos de trabajo consolidados y masivos, que tengan capacidad de acogida a las funciones del geógrafo como prestador de servicios especializados.

Si esta idea no se convierte en realidad se continuarán cerrando grados en geografía en más universidades, el Colegio de Geógrafos será innecesario, y la geografía siendo algo raro e indefinible para el ciudadano. La geografía seguirá siendo un tema de concurso de TV, o de olimpiadas de conocimiento, y algo desconocido entre los ciudadanos o conocido tan solo por ser una asignatura de colegio en la que te enseñan los nombres de los países, los ríos y las montañas.


III- GEOGRAFOS PARA EL CATASTRO Y LA DELIMITACIÓN GEOGRÁFICA DE LA PROPIEDAD DE LA TIERRA

¿Podrían ser el Catastro y la delimitación geográfica de la Propiedad de la Tierra un nicho de trabajo consolidado y masivo, firmemente implantado en España, para los geógrafos?. Evidentemente SI.

Históricamente han hecho falta agrimensores al igual que sucede en la actualidad. Y hoy, esa tarea de medir las tierras es atendida por diferentes perfiles profesionales entre los que destacarían topógrafos, ingenieros técnicos agrícolas, ingenieros de caminos, arquitectos y arquitectos técnicos, en sus “denominaciones tradicionales”. Ni que decir tiene que el geógrafo no tiene presencia en esa lista, bajo mi punto de vista, ya que aunque existamos algunos geógrafos en España con experiencia en este campo, esa labor de aplicación profesional de la geografía no está institucionalizada ni instrumentalizada en el Colegio, ni está contemplada en la Universidad.

Esta profesión, la de geógrafo especializado en la delimitación geográfica de la propiedad de la tierra (términos que llevo años escribiendo y defendiendo frente a clientes, colaboradores, frente a administraciones e instituciones públicas, juzgados, etc.), es un trabajo requerido y demandado, hoy, en España, y de manera masiva; pero en el Colegio de Geógrafos lo ignoran y en la Universidad además menosprecian esta actividad profesional.

-“Eso es más bien para topógrafos…”- me espetaba hace años un profesor de cartografía o de SIG de la UGR, con cargo entonces en la Junta de Gobierno de la delegación andaluza del Colegio de Geógrafos, cuando tuve problemas con dicha delegación del Colegio para visar un informe de estas características.

-“Ohhhhh…, eso suena muy importante.”- me aireaba un profesor de Teoría y Métodos en Geográfia, de la UGR, al contestarle a su pregunta de a qué me dedicaba: “Me dedico a la delimitación geográfica de fincas, al catastro y a actuar como perito judicial en estos temas”: -“Ohhhhh…, eso suena muy importante.”-.

Claro que sí, estimado Profesor de Teoría y Métodos. Suena importante, porque es importante.

1º En primer lugar es importante porque resuelve problemas a personas. Cuando un geógrafo le soluciona a un agricultor, por ejemplo, un problema de lindes, el geógrafo se convierte automáticamente en alguien importante para el agricultor. Cuando un geógrafo redacta un informe que permite que inscribas tu propiedad o dominio en el Registro de la Propiedad, el geógrafo es alguien importante para el propietario de del inmueble. Cuando en un juicio ayudas con tu pericia a que un juez se determine en base a tus explicaciones por una solución u otra, eres importante para el Juzgado, y lo eres también para el abogado que confió en tu pericia, y para el cliente a quien solucionaste un problema y cobraste la minuta.

2º Y en segundo lugar, y no menos destacable, es importante porque permite situar al geógrafo en el mercado laboral, en el sector puramente privado, de manera efectiva y real, y además de manera masiva.

Pero es que, también, resulta que la casi recién estrenada Ley 13/2015, de 24 de junio, de Reforma de la Ley Hipotecaria aprobada por Decreto de 8 de febrero de 1946 y del texto refundido de la Ley de Catastro Inmobiliario, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2004, de 5 de marzo se traduce a efectos reales en un instrumento legal vigente con dos consecuencias inmediatas y favorables para el desarrollo profesional del geógrafo:

1º Hace surgir, desde su aprobación, una necesidad/obligación ciudadana generalizada: técnicos competentes que preparen las representaciones gráficas catastrales alternativas necesarias para los procedimientos de inscripción de sus bienes inmuebles en el Registro de la Propiedad.

2º Se mantiene una puerta abierta para el desarrollo profesional autónomo de los geógrafos, entre otros, pues deja puertas abiertas a la libre competencia: Da igual su Título, da igual que esté usted colegiado o no lo esté, da igual que someta su trabajo, informe o prueba pericial al Visado del Colegio, o si no lo hace (el visado ya no es necesario para casi nada…). Si usted es un buen profesional el mercado a lo acogerá. Si usted es un mal profesional, lo expulsará.

En resumen, desde la entrada en vigor de la Ley 13/2015, los ciudadanos, así como otros profesionales (abogados, notarios…) se afanan en encontrar técnicos capaces de resolver sus problemas y necesidades técnicas en relación con el Catastro y al Registro de la Propiedad. Y, entretanto, los geógrafos seguimos reivindicando derechos, capacidades, dándonos golpes de pecho por no se qué grandes logros ¿profesionales? alcanzados, y luchando también porque se nos incluya entre los perfiles aceptados para determinadas contrataciones públicas.


IV- CEGUERA EN LA UNIVERSIDAD: VIVIENDO DE ESPALDAS A LA REALIDAD.

El Máster Interuniversitario en “Análisis y Gestión del Territorio: Planificación, Gobernanza y Liderazgo Territorial” de las universidades de Granada y Rovira i Virgili” puede ser un buen ejemplo que ayude a describir cuál es la situación de la Universidad, a nivel nacional, en relación al libre ejercicio de la profesión.

Durante los períodos académicos 2015/16 y 2016/17 he participado como profesor externo en este Máster Interuniversitario, aunque renuncié a continuar prestando esta colaboración a la UGR en adelante.

Cualquier geógrafo licenciado, graduado o estudiante de geografía, sabrá que en relación al Catastro, en las Universidades españolas lo más que se llega a conocer es quién fue el Marqués de Ensenada, de qué va el Catastro, y con suerte se alcanza a aprender que una parcela catastral rústica en España se puede localizar geográficamente a través de tres variables: municipio al que pertenece, número de polígono y número de parcela. Estoy seguro que pocos geógrafos en España conocen esta cuestión catastral tan elemental.

En las universidades españolas no existe ninguna materia, troncal, obligatoria u optativa, que ahonde en el conocimiento del Catastro a nivel operacional, y no solo en su esfera histórica o en una somera explicación de para qué sirve el catastro o de si dispone de un Web Map Service. El Catastro hay que explicarlo y enseñarlo de manera mucho más precisa y aplicada a los problemas reales de la gente. Hay que enseñar cuáles son las formas de aplicación de este tipo de conocimiento geográfico: la delimitación geográfica de la propiedad de la tierra, a través de la capacidad de determinación de sus linderos, es una labor eminentemente geográfica, y no topográfica, arquitectónica o agropecuaria o lo que quieran. El problema de indefinición de linderos de fincas rústicas en España es un problema de definición geográfica. De coordenadas “X” e “Y”.

 

[Los alumnos de la edición del Máster 2016-17 no eran alumnos aptos para cursar dicho Máster.]


Sobre mi reciente renuncia a continuar prestando mis servicios y colaboración como profesor externo en este Master Interuniversitario de la UGR, deseo manifestar:

1- La UGR, en la fase de diseño del Máster proyectó una asignatura opcional, on-line, que acabó llamándose “TIG´s y Geolocalización: Estudio de casos” y que contemplaba la intervención de dos profesores externos con experiencia en materias geográficas aplicadas, diferentes entre sí y totalmente ajenas la una de la otra. El resultado: una única asignatura, on-line, con dos profesores y materias diferentes, con calendarios temporales y evaluaciones cruzadas por necesidad, y la atención y concentración de los alumnos divididas y confundidas.

2- Los alumnos de la edición del Máster 2016-17 no eran alumnos aptos para cursar dicho Máster.

 


La primera edición del Máster, 2015/16, obtuvo buen rendimiento por parte de los alumnos en lo que a mi media asignatura se refería. Yendo al grano: el 50% de los alumnos matriculados en el Máster en este año lectivo 16/17 no me entregaron sus trabajos de evaluación y no interactuaron por ninguno de los medios on-line a su alcance con el profesor, es decir conmigo.

 

[Al Máster han llegado alumnos que no sabían lo que era una coordenada geográfica.]


De los que sí participaron, buena parte de ellos no habían tenido contacto alguno con un SIG anteriormente, a excepción de aquellos que han realizado un curso de iniciación creado a tal efecto por el Máster, pero que no parece haber sido de utilidad, y que está demostrado es ineficaz. Al Máster han llegado alumnos que no sabían lo que era una coordenada geográfica. Los profesores, al menos los externos, no tenemos conocimiento de cuál es la formación académica de los alumnos que tenemos, de cuál es su titulación, y estoy seguro que me echaría las manos a la cabeza si llegara a descubrirlo.

3- Tras dos años solicitando a la coordinación del Máster una asignatura única para mi materia, la única respuesta, no formal, que recibí fue que -…eso es muy difícil porque hay muchísimos profesores de toda España que están “interesados” en coger créditos en el Máster.

Que la Universidad en España menosprecia, o al menos desconoce, el oficio de geógrafo dedicado al Catastro y a la Propiedad de la Tierra es un hecho real e indiscutible. Que en el Máster Interuniversitario en “Análisis y Gestión del Territorio: Planificación, Gobernanza y Liderazgo Territorial” de las universidades de Granada y Rovira i Virgili”, se desprecien las herramientas que puede aportar al alumnado la experiencia de un geógrafo autónomo con amplio bagaje laboral en su sector es, además, una torpeza.

Considero que la excelencia en el trabajo es una necesidad insoslayable en el desarrollo sano de una persona y por consiguiente también de una sociedad. Pero mi experiencia como profesor externo en este Máster, y por qué no decirlo, en el trato con los coordinadores, ha sido una experiencia nefasta.

En un entorno donde no se saben salvaguardar las normas de educación básicas y elementales para con alguien que viene de afuera dispuesto a poner a disposición de su colectivo académico sus experiencias y conocimientos; y en donde la coordinación del Máster es capaz de enzarzarse públicamente en un cruce de correos electrónicos de tono acalorado con alumnos que se quejan de estudiar asignaturas para las que no están preparados, al final, lo mejor es dejar de lado el asunto y no malgastar tiempo ni energía. Es triste, pero así es.

Con los profesionales con los que habitualmente me relaciono el trato se caracteriza siempre por el respeto y la cortesía que se le brinda al interlocutor bajo cualquier circunstancia.

Ni por el fondo, ni por las formas de sus responsables, la Universidad será capaz de llevar a buen puerto el desarrollo profesional de la geografía en España. No bajo los parámetros actuales.


V- LA INOPERANCIA DEL COLEGIO DE GEÓGRAFOS

El Colegio de Geógrafos está constituido principalmente, tanto en su Junta de Gobierno nacional, como en sus delegaciones, por personas vinculadas o relacionadas laboralmente y de manera directa con las diferentes universidades españolas. Pocos autónomos o empresarios, muy pocos, en dichas listas.

 

[Teniendo en cuenta que la Universidad ignora y menosprecia este campo de desarrollo profesional, la labor del Colegio en este sentido debería ser mucho más completa en consecuencia…]


Pero esto en cierto modo es lógico, ya que el Colegio de Geógrafos es muy joven, no tiene historia y no ha podido disponer de recursos (geógrafos profesionales autónomos) que configuraran las listas a Juntas de Gobierno.

Teniendo en cuenta que la Universidad ignora y menosprecia este campo de desarrollo profesional, la labor del Colegio en este sentido debería ser mucho más completa en consecuencia, pues se encontrará con colegiados recién graduados con competencias nulas o muy por debajo de las que la demanda social pueden requerir, por ejemplo hoy, en relación al Catastro y a la Propiedad de la Tierra en España. Con esto me refiero no solo a que se deban ofrecer cursos de creación de archivos GML a los colegiados, sino que el Colegio disponga herramientas para facilitar la labor de los colegiados en atención a la Ley 13/2015, pero sobre todo, herramientas que profundicen en el conocimiento integral de lo relacionado con la delimitación geográfica de la Propiedad de la Tierra. Lo que hay no es suficiente. Y lo que se contempla y se ofrece está en algunos casos mal concebido.

El Colegio de Geógrafos y sus delegaciones se dedican a cuestiones de defensa de la profesión, de defensa del territorio; a hacer olimpiadas geográficas o a intentar que los geógrafos podamos pertenecer al SEPRONA, o a que determinados militares se puedan colegiar en nuestro Colegio Profesional de Geógrafos –¿de qué va esto exactamente, alguien puede explicarme…?-, pero no he observado medidas firmes y estratégicamente diseñadas y adoptadas con el objetivo principal de dirigir al geógrafo al mercado de trabajo de la libre competencia. ¿Qué cuestiones se tratan con otros colectivos profesionales para la dinamización de posibles relaciones entre geógrafos y profesionales de otros colectivos?

 

[…alguien habla de “geoestafa”… Eso es para mirarse adentro, remover lo necesario, y tener el coraje y la gallardía de preguntar a esta persona, un joven geógrafo, por qué piensa que estudiar geografía en España es una “geoestafa”.]


En el Muro de Facebook del Colegio de Geógrafos alguien habla de “geoestafa” en cierta entrada, la relativa al SEPRONA, al referirse a los estudios de Grado en Geografía. Eso es para mirarse adentro, remover lo necesario, y tener el coraje y la gallardía de preguntar a esta persona, un joven geógrafo, por qué piensa que estudiar geografía en España es una “geoestafa”.


¿Cual es el mundo en el que pululan las Juntas de Gobierno del Colegio de Geógrafos y sus Delegaciones?

Es un mundo alejado de la geografía profesional pura, situado en otras órbitas. Es muy parecido al mundo de la Universidad, el de esa Universidad alejada de la sociedad y de la calle. Es el mundo de la geografía académica y teórica, amplificada institucionalmente a través de un Colegio Profesional vacío, mal concebido, paralítico y asustado. El Colegio profesional no está compuesto por profesionales liberales, sino por profesores de Universidad y geógrafos funcionarios de la Administración Pública. Y es aquí donde todo empieza mal y por donde todo debería empezar a cambiar.

El Colegio de Geógrafos, y en extensión y gracias a la excelencia y magnitud de sus indefinibles actos la Delegación Andaluza del Colegio, a la que pertenezco como colegiado y de la que soy ex-vocal, además de poseer las carencias genéticas comunes, actúan algunos de manera irracional e imprudente por motivos concretos que deben ser conocidos por cualquier geógrafo:


VI- LISTAS DE PERITOS I: EL COLEGIO ENTRE LA INCONSCIENCIA Y LA TEMERIDAD

¡¡¡CUIDADO CON LAS LISTAS DE PERITOS!!!

La Responsabilidad Civil derivada del ejercicio de esta actividad no es moco de pavo.

Es decir, lo que dices y afirmas en tus informes periciales tiene consecuencias importantes allá donde intervienes. Y los humanos podemos errar en un momento dado. Podemos equivocarnos. Si tu te equivocas mañana y alguien lo pone de manifiesto, podría tocarte hacer frente a responsabilidades que igual no puedes afrontar económicamente, a menos que dispongas de un seguro de responsabilidad civil adecuado a tu actividad profesional que cubra esa coyuntura.

Por lo menos la delegación andaluza del Colegio de Geógrafos, de la que tengo conocimiento, está enviando listas de peritos judiciales geógrafos a los órganos provinciales correspondientes, donde ofrecen a geógrafos colegiados que NO están en posesión de un seguro de responsabilidad civil profesional. Eso, compañeros de la delegación andaluza del Colegio, compañeros de otras delegaciones y compañeros de la Junta de Gobierno del Colegio, es una barbaridad. Eso es, básicamente, jugar a la ruleta rusa.

¿Alguien más, además de la delegación andaluza del Colegio de Geógrafos, está permitiendo que sus colegiados se expongan a tan altos riesgos?. Y que no me cuenten si legalmente se exige o no que los profesionales de las listas estén asegurados. Es una desmesurada irresponsabilidad por parte del Colegio el mandar a una “criatura” (seguramente inexperta en el campo) a un juzgado a actuar como perito sin que este disponga de un Seguro de Responsabilidad Civil Profesional, en primer lugar, y de experiencia demostrada vía “peritajes de parte realizados” en segundo lugar.


– LISTAS DE PERITOS II: EL SEGURO DE RESPONSABILIDAD DEL COLEGIO CIVIL CON ZURICH

Hace tiempo pude comprobarlo: el Seguro de Responsabilidad Civil convenido por el colegio con Zurich es inadecuado para los geógrafos.

Es un copia/pega del seguro adoptado por los colegas de Ciencias Medioambientales. En esencia es igual, o al menos lo era cuando lo consulté. Y naturalmente adolece, y creo que aún perdura dicho mal, de carencias pues no contempla la actividad relativa cuestiones de la propiedad de la tierra o el catastro, e incluso del peritaje judicial en estos terrenos.

Mi seguro lo tuve que contratar con Mapfre, ya que fueron entonces los únicos que me ofrecían una cobertura específica para mis necesidades profesionales como geógrafo. El Colegio debe revisar las coberturas de la póliza contratada o convenida con Zurich.


– LA SEDE DE ANDALUCÍA

La Delegación de Andalucía del Colegio tiene una sede en el centro de Sevilla, en la Calle Jesús del Gran Poder. ¿Qué otra Delegación tiene una sede u oficina alquilada en el centro de su capital?

La delegación andaluza, con unos 200 colegiados (cada vez menos colegiaciones, al igual que a nivel nacional), dispone desde hace años de una oficina en el centro de Sevilla. Supongo que un (1) visado de media al año, en los últimos años, justificará para el Presidente de la delegación andacluza la necesidad de una Sede u oficina. Y también entenderá que un becario es necesario para la delegación andaluza porque las tareas administrativas o de comunicación en redes sociales no la pueden desempeñar ninguno de sus 9 componentes: ni el Presidente por supuesto, ni el Vicepresidente, ni el Secretario, ni tampoco ninguno de los 5 Vocales. Supongo, que hará mucha falta para los colegiados el disponer de un Becario y ademásde un lugar de trabajo para el Becario en la delegación andaluza del Colegio de Geógrafos.

¿Quién utiliza la sede diariamente?¿Qué tareas relacionadas directamente con la promoción de la profesión en el sector privado se llevan a cabo en la Sede?…¿?

200 colegiados por 120 euros al año son 24.000 Euros/año. Pero como el Colegio (Sede central en Cataluña) se lleva la mitad (cuestión razonable), a la Delegación andaluza le quedan 12.000 euros al año. ¿Cuanto cuestan la Sede y sus gastos asociados cada año….?.

Hace poco la Delegación Andaluza anunció que se mudaba a compartir oficina con no se qué empresa por 120 Euros al mes. Es conveniente que la Junta de Gobierno o el Presidente de la delegación andaluza aclaren de qué empresa se trata. Quienes son sus Administradores, y cuál es la razón y necesidad por la que se adopta el traslado a esta empresa y no se decide de una vez el cierre definitivo de esa estúpida y caprichosa Sede que ni hace falta, ni podemos permitirnos.

Antes de dimitir de mi cargo de vocal en la delegación andaluza del Colegio de Geógrafos, solicité a la Junta de Gobierno de la Delegación, y expresamente al presidente, el cierre de la Sede. De esto hace ya años.

También pedí que las retribuciones a los profesores de la plataforma Geocampus fueran dignas. Pero, entre que las cuentas están muy apuradas ¿la Sede por ejemplo?, y que además en Geocampus se oferta una formación “Low Cost”, me vi excluido de la posibilidad de verter allí mis experiencias y conocimientos en relación a la delimitación geográfica del la propiedad de la Tierra y del Catastro. Lo que yo he aprendido en la calle como geógrafo, de manera autodidacta durante años, no puedo ofrecerlo como una enseñanza Low Cost, pues mis conocimientos y experiencias adquiridas son “High Level”. En realidad no veo aceptables ni justas las retribuciones que perciben los profesores de Geocampus. Son aberrantes en términos generales.

También propuse vías de actuación concretas e incluso propuse paralizar el proceso de segregación. ¿A quién se le ocurre defender una segregación del Colegio Nacional en las circunstancias en las que estamos los geógrafos, sin rumbo y sin perspectivas? ¿Quién nos hemos creído que somos los andaluces?

Nada útil pude hacer como Vocal en la delegación de Andalucía del Colegio de Geógrafos, de ahí mi renuncia.


– LAS LISTAS DE COLEGIADOS OCULTAS. ¿Y CÓMO FORMO UN EQUIPO Y ME PRESENTO A PRESIDENTE?

Lo reconozco. Había pensado en formar candidatura para presentar un equipo de Junta de Gobierno para las próximas elecciones en Andalucía de este año 2017, muy próximas. Aunque también lo hubiera hecho a nivel nacional: Tengo la experiencia profesional, plenamente consolidada y bien definida, y tengo suficiente seguridad en saber qué necesita nuestro colectivo y qué hay que hacer para lograr Objetivos.

Sin embargo, sería estúpido asumir el papel de liderar semejante iniciativa pues de partida uno encuentra que el Colegio de Geógrafos, así como su delegación andaluza, no comparten con los colegiados un listado de geógrafos colegiados. Y en consecuencia yo no puedo haber tejido una red de contactos, geógrafos colegiados, con los que diseñar planes y estrategias para el beneficio del colectivo.

NO. Los geógrafos españoles colegiados no sabemos quienes son nuestros colegas de profesión porque el Colegio mantiene ocultas las listas. No vale que algunos se apunten a Linkedin o que se aporten dichas listas a las candidaturas que surjan en unas elecciones con un plazo 15 días de antelación. Esa lista debe ser abierta entre colegiados siempre. Al igual que hacen, por ejemplo, los abogados, que editan un cuaderno estupendo donde cualquier abogado colegiado puede consultar qué colegas están colegiados, en qué especialidades ejercen, y cuáles son sus datos de contacto y sus despachos profesionales.

En el Colegio, y en su delegación Andaluza, aducen que se trata de un tema de protección de datos (LOPD). Pero yo digo: al igual que cada año, para las listas de peritos, pedís a los colegiados su AUTORIZACIÓN para tratar sus datos en dichas listas……. ¿No pueden el Colegio y sus delegaciones pedir una única vez, en el momento de la colegiación, autorización a cada colegiado para incluir sus datos de contacto (Nombre, num. Colegiado, e-mail, teléfono.) en un listado privado y de acceso y uso exclusivo y perpetuo para geógrafos colegiados?.

Según lo visto parece que no. Y me permito por tanto apreciar una ausencia vital en las competencias básicas del Colegio y sus delegaciones. ¿De verdad no sois conscientes de semejante despropósito?

Emplazo abiertamente a los Servicios Jurídicos del Colegio de Geógrafos a repasar esta cuestión. Si el Presidente no lo ve, que se lo haga ver el letrado. Y si no, que lo exijan los colegiados.

Exijo, como colegiado, disponer del listado de geógrafos colegiados en España.


VII- DESPEDIDA

Estimados representantes del Colegio de Geógrafos y de la Asociación de Geógrafos Españoles: me gustaría deciros que importa tres pimientos lo que le pase al colectivo, pero no es así. Yo como individuo, como profesional autónomo, estoy a salvo, porque no dependo de ninguna Institución, tan solo de mi trabajo. Otros individuos que decidan tomar el camino del autónomo en este campo también lo estarán, pero como individuos, no como integrantes de un colectivo. Pena me da, porque bien me gustaría que algún día los ciudadanos reconozcan en los Geógrafos a profesionales necesarios para resolver sus problemas cotidianos.

Saludos y gracias por dedicar vuestro tiempo en la lectura de estas reflexiones.


Juan José Moreno. Geógrafo. Granada.

MEMORIAS ANUALES DEL COLEGIO DE GEÓGRAFOS Y SUS DELEGACIONES